La nueva provincia - Bahía Blanca
13 de noviembre de 2009

"LIGIA PIRO, EN BUENA COMPAÑÍA"

"Lo cargo y lo llevo conmigo", dice Ligia Piro acerca de su hijo, Román. En Buenos Aires, termina de empacar las dos valijas, porque a la mamá-cantante, el "peque" la acompaña desde que tenía cuatro meses y en su primer viaje a Bahía Blanca no habrá excepción. Hoy, él andará por ahí, cerca. Ella, mientras tanto, subirá al escenario de avenida Colón 80 para animar la velada central de Jazz y bossa en una noche de primavera", junto al guitarrista Ricardo Lew. El espectáculo --que tendrá acceso libre y gratuito-- se hará esta noche a beneficio de las Bibliotecas Populares, auspiciado por Codimat, y comenzará a las 21.15, con presentaciones de Carlos Carrizo y la actuación de la 52 Street Big Band, del baterista Néstor Rayes. Con dirección de Daniel Grimoldi, la banda bahiense iniciará el programa con temas Milestones, Serenata a la luz de la luna, De buen humor, Pennsylvania, Canta, canta, La pantera rosa y Back Shuffle. Ligia --considerada una de las voces más cálidas y expresivas de la escena musical argentina-- y Ricardo --con quien logró una admirable simbiosis musical-- recorrerán a su tiempo temas como Cry me a river, So danco samba, Can't buy me love, Watch what happens, So in love, Sobre el arco iris, Río de luna, Cómo luces esta noche, Qué profundo es el océano y Vals para Debbie, entre otros populares del jazz y la bossa. "El espectáculo que ofreceremos en Bahía se parece bastante a lo que hicimos hace poco en el ND Ateneo, porque si bien ahí estuvimos con otros músicos, realizamos una parte solos. Pero se parece más todavía a lo que tocamos en junio del año pasado en La Trastienda; recrea mucho de aquel momento". -- Será una suerte de "unplugged".

¿Cómo se logra intimidad en una sala teatral? -

- Se puede lograr en un estadio de diez mil personas, porque todo tiene que ver con la propuesta, con cómo interpretás, las luces, el ambiente, la predisposición de la gente para dejarse llevar por la música. Con swing (en movimiento)

- Harán algunos de los temas en inglés, otros en portugués y también en castellano. ¿Cómo va el proyecto del disco en castellano?

- Estaría para fin de este año y con Ricardo hacemos algunos de los temas en el espectáculo que no están en ese disco pero forman parte del repertorio que estamos abordando. "El disco anterior, 13 canciones de amor , fue grabado en inglés, y ése es el espectáculo que haremos fundamentalmente. "Pero a medida que uno avanza en la carrera y se va presentando en vivo, se va enriqueciendo. Además, el disco incluye, justamente, 13 canciones. Un show suma mucho más". -

- Amén del disco, sobre qué otros proyectos te estás moviendo?

- Sobre fin de año, paro de trabajar con Ricardo un poquito, sobre todo en Capital, ya que compartimos cinco años consecutivos. Los dos necesitamos de otros acompañantes y de otras influencias. "El 11 y 12 de diciembre, en el Teatro Maipo, presentaré una nueva banda, una propuesta que si bien tiene que ver con el jazz y la bossa nova se vuelca más a lo latinoamericano. -

- Estás variando en el género...

- Es necesario, porque de eso habla el crecimiento profesional. Es super necesario no estancarse, rondar en más de lo mismo. Hay que pasar esas barreras, una vez que se llegó al objetivo, la gente lo aceptó y que el disco se está vendiendo y lo constatás. -

- ¿Este es, entonces, tu momento de empezar a jugar?

-- El momento de virar el volante. Una canción para Román

-En alguna entrevista hablaste de la influencia que el nacimiento de Román produjo en tu vida y tu carrera; de las sesiones de música infantil en casa. ¿Se te ocurrió, por un instante, grabar algo para chicos? -

- Me encantan las canciones para chicos y es lo que más vengo frecuentando porque mi hijo ya se mete en la computadora, me pide videos de temas infantiles y yo ya me las aprendí todas para poder cantarlas con él, que creo que es lo que hacen todas las madres. -

- Pero además es tu trabajo... -

- Sí, aunque en este caso puntual no me lo tome como trabajo. Pero hubo una propuesta inicial de grabar, pero eran muchos discos a producir que significan mucho dinero. "Llega un momento en el que hay que decidir parar; si no, es vivir para invertir en discos. Y hay otras cosas. Están los espectáculos que produzco, el sello independiente que es una gran responsabilidad y la elección de seguir trabajando como vengo haciéndolo hasta el momento y adecuarse a la realidad del país". -- ¿Les fue difícil? -

- Nosotros sentimos el cimbronazo del dengue en el verano, que ahora vuelve; la gripe A en el invierno. Todo eso significó menos espectáculos, menor convocatoria y una paralización general de las actividades. Fue una época rara. -

- Pero seguís y Bahía Blanca es una puerta más que se abre. -

- Y estoy encantada de ir. -

- ¿Tenés conocimiento de la gente que hace jazz en Bahía? -

- No. Muy poco, y me toca hacer estos puntos del país cuando hay una propuesta laboral puntual. Si no, me es muy difícil continuar con la cotidianeidad, sobre todo ahora, con Román en el jardín. Pero cuando surge, lo aprovecho. Me gusta muchísimo viajar y sumar más lugares a mi recorrido. -

- ¿Y Román? -

- Mientras vaya al jardín de infantes, podrá seguir viajando conmigo.