Sos Periodista (Córdoba)
2 de noviembre de 2007

ENCANTADO POR LIGIA

La "mejor vocalista de jazz" de Argentina -Ligia Piro- estuvo el viernes pasado en Córdoba y dio un concierto en el que le cantó al amor. En marzo del 2008, estará a la venta su nuevo disco en el que integra clásicos del pop y el rock mundial de compositores de la talla de Eric Clapton, Stevie Wonder y otros. "Es una diosa", señala sin disimular su admiración, el periodista ciudadano.

La mejor vocalista de jazz de Argentina estuvo el viernes 2 de noviembre en el Teatro Real. Por supuesto, estuvimos allí en primera fila, presenciando su maravilloso espectáculo.

Ligia Piro -a quién descubrimos allá en noviembre de 2005- estuvo magnífica. En sus discos todos reconocidos por su excelencia conviven standard, bossa nova, temas de Sting, como Message in a bottle conjugados desde esa voz precisamente timbrada y de pronunciación perfecta. Una voz capaz de imprimirles una dulzura que los caracteriza y los aúna al mismo tiempo. Comprobamos ahora su calidez humana y manejo total del escenario.

Ligia podría haberse inclinado al tango, ya que es hija de Susana Rinaldi y Osvaldo Piro, quién está radicado en Córdoba y estuvo presente esa noche, pero prefirió la música negra desde su infancia. Ha estudiado canto y también se formó como actriz. Actuó en distintas obras.

En el año 2005 obtuvo el Premio Konek como intérprete solista de jazz.

Junto a ella estuvieron algunos de los músicos más notables de la actualidad jazzística argentina, como Ricardo Lew (guitarra), Juan Cruz De Urquiza (trompeta), Guillermo Delgado (contrabajo), Roberto Núñez (batería) y Víctor Skoruvsky (saxo y flauta). No solamente mostró los temas de sus dos discos anteriores -LP y Baby!- sino que adelantó algunos del próximo, que ya está grabado y se trata esta vez de baladas de amor, con guitarra y voz. Interpretó –además- versiones de Juan Panadero, la conocida zamba del Cuchi Leguizamón, así como Noche de Ronda de Agustín Lara.

En este nuevo álbum que según dijo estaría en las bateas en marzo del 2008, Ligia integra clásicos del pop y el rock mundial de compositores de la talla de Eric Clapton, Stevie Wonder y otros más.

En el recital cantó Cry me a river ( A. Hamilton), una delicada –sublime diría- versión de Summertime (Gershwin) interpretada realmente como lo que es: una canción de cuna, So in love de Cole Porter, Night and day ,del mismo compositor, The man I love de Gershwin -la canción que la impactó en su niñez, y que le impulsó a dedicarse a interpretar este tipo de música-, así como una exquisita versión del tema About a girl de Kurt Cobain , del íder desaparecido del conjunto de rock Nirvana.

El concierto tiene como meta cantarle al amor. Dijo Ligia: “Cantarle al amor en estos tiempos…cuando lo que aflora es la intolerancia, la irracionalidad, la violencia…Eso es lo que me mueve a decir, desde el género que elijo cantar, que mi deseo es –desde lo más profundo de mi alma- que estos sentimientos puedan sustituirse por el más importante de todos que posee el ser humano y que lo representa en su estado más puro: el amor”.Una diosa.

Por Eduardo Planas.