La Gaceta on line (Tucumán)
22 de junio de 2007

ME GUSTARÍA QUE EN LA ARGENTINA HAYA MÁS MUJERES QUE CANTEN JAZZ

La cantante Ligia Piro, hija de Susana Rinaldi, se presentará esta noche, a las 22, en el teatro Alberdi. Temas del jazz clásico y del swing combinados con canciones de Agustín Lara y del “Cuchi” Leguizamón

“Este destino musical estaba escrito en mis genes”. La confesión pertenece a una de las artistas más respetadas de la última generación de cantantes: Ligia Piro.

Hija de la cantante Susana Rinaldi y del bandoneonista Osvaldo Piro, Ligia es, a los 36 años, una de las voces más destacadas del jazz. “Supe que mi futuro tendría una veta artística. Primero intenté coquetear con la actuación, pero luego el jazz terminó por conquistarme”, señaló la cantante con voz pausada pero firme.

En diálogo telefónico con LA GACETA, Piro aprovechó la charla para contar detalles del espectáculo que brindará esta noche, a las 22, en el teatro Alberdi (Crisóstomo Alvarez y Jujuy). “Voy a presentar los temas de mi último disco, ‘Baby’, y también algunas canciones clásicas del jazz”, dijo. Aunque en esta oportunidad, reconoció que hará un paseo por la música latinoamericana. “Cantaré ‘Noche de ronda’, de Agustín Lara que, de chica, me la cantaba mi abuela. Y también ‘Zamba de Juan Panadero’ de Cuchi Leguizamón y Manuel Castilla, que siempre cantaba mi tía Inés. Me dan ganas de reinventarlas un poco, siempre desde el jazz, que es lo que me identifica, y aprovechando que es un género muy libre y puedo jugar a partir de él. Está bueno probar estas cosas, para no aburrirme y no aburrir a los demás”, dice la artista. En este sentido, Piro señala quiere probar estos experimentos nuevos antes de entrar en un estudio a grabar. “Hay que investigar, dejarse tocar por lo que pasa afuera. De hecho, estoy a punto de editar un nuevo disco que se grabó en vivo durante mis conciertos en La Trastienda”, relata.

Pero, además, la presentación de Ligia en Tucumán tendrá otros componentes insólitos ya que acaba de ser madre. Su primer hijo, Román (fruto de su unión con David Libedinsky, esposo, músico de su banda y también manager), viajará con ella a Tucumán. “Esta es la primera presentación que haré con él en el interior”, dice. Y cuenta que la abuela, Susana Rinaldi, está disfrutando como nunca a su nieto. “Es el segundo, pero el otro, el hijo de mi hermano Alfredo, ya tiene 13 años. Es como si fuera la primera vez”, agrega.

Respecto de su otra pasión, la actuación, Piro asegura que no la extraña. “En estos momentos estoy muy conectada con la música. Y, aunque las cosas que hago son autogestionadas ya que no tengo un sello de nivel internacional por detrás, me siento contenta porque al fin y al cabo mal no me fue”, relata. Y es que en 2005, la artista recibió un Premio Konex como mejor intérprete de jazz y este año estuvo nominada a los premios Gardel. “Me siento muy halagada. Y, a pesar de que no lo gané, me queda el orgullo de haber sido considerada. Me gustaría que haya más mujeres cantando jazz. Este ambiente aún tiene una gran cuota de machismo”, comenta.

Como el personaje de “¿Quo vadis?”
Ligia Piro cuenta que su madre eligió su nombre recordando al personaje femenino de la novela “¿Quo vadis?”. Y, al igual que ese personaje, la fortaleza de Piro radica en la seguridad de lo que hace. “Siento mucha libertad al cantar, creo que es uno de los momentos donde más libertad hay en el cuerpo. Por eso, creo que voy a seguir en esto un tiempo más”, señala.