26 Noticias
6 de junio de 2007

LIGIA PIRO VUELVE A ATIBORRAR DE FANS LAS MEDIÁTICAS NOCHES DE SAN TELMO

Restaurada a su predestinación de irrenunciable lady-crooner, Ligia Piro vuelve por sus fueros con una canción de cuna en al alma y un fuero nuevo entre los brazos: su hijo Román que, según su propia confesión, le regaló una nueva canción esperanzada.

En el desorbitado reducto “ La Trastienda “ , que casi por decreto se colmó desmesuradamente, la vástaga canora de la mediática dupla Piro-Rinaldi cumplió con una rutilante presentación después de un impasse de seis meses que, como no fue difícil presentir, le adosaron un inefable atractivo de yapa.

Con el telón aún bajo, arrancó con los primeros acordes de “Night and Day” el celebérrimo tema de Cole Porter que, desde el vamos, se instaló vigorosamente en la preferencia de un público nostalgioso y entusiasta al mismo tiempo.

El jazz, la bossa nova y la inclusión de dos temas en castellano, deambularon por el escenario jerarquizados por una banda que, de algún beatífico modo, consiguió evocar las legendaria figuras de Glenn Miller, Artie Shaw, Harry James, Benny Goodman y tantos otros que pasearon por el mundo la música sincopada.

Tal vez por un enigmático sentido de auto preservación, Ligia se presenta de vez en cuando (en rigor de verdad cuando se le canta) lo que , de algún modo, indica su saludable inclinación a preferir el prestigio a la popularidad.

Como genuina representante de una tambien genuina familia de artistas Ligia Piro sabe o intuye que, resguardar su imagen , es la mejor manera de resguardar esa extraña y alucinante sensación térmica que es el éxito.

Por Norma Dumas